No olvides la sal

Comencé a andar este camino

Llévate las velas, y tus fichas de ajedrez

Coge también tus sentidos y tus botellas de jerez

Espera cinco minutos, después agrega el comino.


Mirando el cielo es como uno se siente grande

Como cuando volaste, luego vomitaste

Así como la resaca es la parte mala después del vino

Tus charlas, cuando tenemos sexo en grande


Puedo seguir, ¿Qué caso tiene?

Ahora saltea las cebollas

Anoche chupaste como diez pollas

Y debe tener caso, ¿o no?, después de todo nada lo tiene


Como escribir versos absurdos

Vate los huevos, fríelos, no olvides la sal

Vamos cógeme antes de que esto termine mal

Vete ya, déjame solo, como al más de los burdos.

Comentarios

  1. He estado tratando de probar "formulas" nuevas para los textos.
    Así que estoy en avance, por eso las pongo en blog, sin detalles ni arreglos grandes.

    Te comento acá y el foro compadre.

    Me dio risa en algunas partes.
    Bien "crudos los huevos" en algunas zonas.

    Me gustó que sigues manteniendo, a pesar del tiempo, tu intento de perfeccionar tu rima (que se va notando bastante).
    En algún momento me mató si el poema, porque creí que venía una rima y... no.

    Lo otro que me agradó. Hay versos con vida propia, que te desencajan completo. Eso me gusta leerlo, sobre todo, si a pesar de ser "salidos" de lugar, mantienen el hilo central.

    saludos!

    ResponderEliminar
  2. Oh.. me gustó mucho el poema (:

    ResponderEliminar
  3. No hay que olvidar la sal. Un gusto leerte. Cuidate.

    ResponderEliminar
  4. ta chido el poema....
    expreciones sin sentido, con resultados deseables para el paladar XD

    ResponderEliminar
  5. Paso a saludar y dejarte un beso amigo, cuidate.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

tres cuartetos

5 cuartetos para decirte te amo

Kuile