¿Buscas a Dios?

Cuando se busca algo, primero debemos tener respuesta a unas preguntas:

¿Qué buscamos?
¿Para que lo buscamos?
¿Dónde lo podemos encontrar?
¿Qué haremos cuando lo encontremos?

Si estas leyendo esto ya tienes la respuesta a la primer pregunta, quizás incluso a la segunda. Y es aquí donde hay que tener cuidado; por que buscar a Dios por las razones equivocadas, es incluso peor que no buscarle. No soy quien para decir que motivo es el correcto eso se le revelara a cada quien.

Lo cual nos lleva inexorablemente a la tercer pregunta, que a su vez es el motivo de este escrito. Y la respuesta os la doy aunque no la entiendan, por ello, tratare de explicarme. Cuando diga la respuesta algunos, van a pensar que lo entienden; a ellos les pido mas atención a mi explicación.

La pregunta es ¿Dónde podemos encontrar a Dios? Y la respuesta es: “ en la vida”.

Ahora bien, la vida en si es un viaje, uno sale de casa un día, quizá con un rumbo fijo, quizá no, eso no importa. Lo que importa es el viaje en si. Por que al final volveremos a casa a nuestro origen.

Dije “lo importante es el viaje”, los tropiezos y las experiencias vividas. No importa a donde vayamos, siempre va con nosotros un compañero inseparable. Nuestro corazón, amigo fiel que guarda nuestros sueños y anhelos, pero también nuestros oscuros deseos y nuestros miedos. De le proviene el amor que sentimos y el odio que sembramos.

El corazón de un hombre es traicionero por que tiene miedo. Pero a pesar de ello el te guiara, si lo conoces bien y te llevara a tu destino y devuelta a casa.

Habla pues con tu corazón, y se sincero con el. Conocelo y te llevara a donde quieres ir y a encontrar lo que buscabas. Y lo que se busca se encuentra al volver a casa al final del viaje.

El secreto. “No perderse en el camino”.

Un mes

Y todo comenzo sin darme cuenta
una nueva historia en mi libreta
en el diario qué es mi vida
eres tu sólo tu mi mujer linda

Hoy la luna volvió a ser la misma,
sólo con su belleza comparo tu carisma
Que alumbra tanto como un cometa
pero qué nunca se vaya tu estela

Qué tu luz alumbre hasta lo eterno
qué una vida empieza en este enero
que tu tienes un gran encanto
tanto qué inspiras mi canto

Qué venga una eternidad
por cada día qué a pasado
desde aquel en por vez primera
en los labios te bese tan apasionado

hoy bajo esa misma luna
te confieso qué de ti
ya estoy inmensamente enamorado
para mi en mi vida sólo hay una

Eres tu o ninguna
por todo lo qué me haces sentir
en mi corazón nunca hubo tal ternura;
gracias por existir.


Sinuee