A mi Pricesa

Un pétalo de rosa
cayó en mi ventana
y tenía tu risa maravillosa
con tu aroma por la mañana

te recorro con las yemas de mis dedos
y siento tu suave piel desnuda
pareces un ángel sonriendo dormida
contigo desaparecen los miedos

pronto se vera la luz del día
y tristemente esa es la despedida
ya el ruiseñor afina su melodía
mientras contemplo tu risa candida

despierta, despierta y hablame
quiero perderme por siempre en tu mirada
esa mirada que puede estremecerme
por tu gran belleza, princesa encantada


Añadir imagen







La Leyenda del cristal de Ormuz (parte 5)

-(Nesse) Pero si nosotros lo único que queremos, es volver a casa, a nuestro mundo.

-(Finrod) Eso es verdad, pero supongo que como nosotros tenemos el cristal es nuestro deber encontrar los pedazos restantes.

-(Nindë) Esa ya es decisión suya, pero en este mundo no hay tecnología ni magia capaz de regresarlos. Y supongo que ustedes tampoco tienen ese poder. El cristal, cuando se activa, va a otro mundo donde hay otro fragmento. Si consiguen reunirlo todo, tendrán en sus manos el poder de viajar a donde les plazca.

-(Finrod) Entonces ese es el truco, no podemos regresar a nuestro mundo, hasta no juntar el cristal.

-(Nessa) Pero, ¿Por qué nosotros?, Nunca pensamos, es mas ni siquiera sabíamos de ese poder y tampoco lo queremos, no pedimos salir de nuestro mundo solo para que nos persigan unas criaturas espantosas, o conocer princesas, ¡suficientes problemas teníamos que resolver en nuestro mundo como para tener que ir en busca de trozos de un maldito cristal!.

-(Finrod) Tranquila Nessa.

-(Nessa con lagrimas en los ojos) ¿Cómo quieres que este tranquila?, no sabemos ni cuantos pedazos hay que juntar, ni cuanto tardaremos, ¿Qué pasara con mis hermanos? (se arrodilla mira al cielo luego apoya sus manos en el piso y baja su cabeza), soy todo lo que tienen.

-(Finrod) Nessa, Todo va a salir bien, solo debemos darnos prisa, y conseguir esos fragmentos, al parecer el cristal solo nos llevara a mundos, donde haya un trozo de cristal, así que no será tan difícil, y tus hermanos pueden cuidar de ellos mismo durante un tiempo, son fuertes, crecieron bajo tu ejemplo. (le sonríe serenamente, ella se levanta y seca sus lagrimas).

Dígame Princesa, ¿Hay alguna forma de encontrar mas rápidamente los trozos de cristal?

-(Nindë) Si la hay, (retira el amuleto que lleva en el cuello) este talismán les mostrá la dirección que deben seguir para hallar el trozo del cristal. Pueden llevárselo es un obsequio, por derrotar a las criaturas. Pueden pasar aquí la noche, los guardias los escoltaran a sus aposentos.

-(Finrod y Nessa) Gracias. (Nessa da media vuelta y en fila hacia la puerta.)

-(Finrod escudriñando con la mirada los ojos de la Princesa) Muchas gracias por su ayuda majestad, espero que pase buenas noches. Hay algo por lo que no puedo confiar en ella. Hay algo raro en su mirada, lo mejor será encontrar ese trozo de cristal para irnos de aquí. (Hace una reverencia, da media vuelta y se va)

-( Nindë)  Ve y dile a tu amo cuanto has escuchado y visto esta tarde con eso e cumplido mi parte del trato espero no recibir mas ataques.

 

De entre las sombras sale una de las criaturas negras.

 

-(Criatura) Yo le informare al comandante. (desaparece)

-(Nindë) Pobres chicos, pero 2 vidas, por todo mi pueblo, no tenia muchas opciones; Ahora solo váyanse de este mundo rápidamente.


------------------------------------------------------------------------------------------------

Una disculpa por la prolongada ausencia